No quiero vivir con mi novio: ¿Qué hago?

Hoy en día, escuchamos con más frecuencia de parejas que deciden vivir juntos y disfrutar de todo lo lindo que esto significa. Llegar a casa, encontrar muy grata compañía y despertar con alguien a tu lado. Todo eso es muy bonito; sin embargo, la convivencia trae otros aspectos que de repente no consideraste.

Tal vez tu novio ya está muy emocionado por la idea de vivir juntos, pero ¿a ti no te convence del todo la convivencia? Aquí te damos algunas ideas sobre cómo puedes explicarle cómo te sientes, sin destruir el cuento de hadas que están viviendo.

¿Por qué no quieres vivir con él?

  • ¡Vive en el desorden!

Existen esas parejas de polos opuestos que funcionan perfectamente, porque uno es el complemento del otro. Puedes ser que tu novio y tú estén en este grupo.

Tú, maniática de la limpieza y del orden, que tiene todo su departamento impecable. Él, el típico soltero que vive solo, con sus camisetas de fútbol regadas en la sala, platos de comida en el velador y miles de cosas regadas sobre la cama. ¡Hombres! ¡Tenían que ser desordenados!

¿Está es tu situación? Tal vez a estas alturas ya hayas gritado «¡No hay forma!». La verdad, lidiar con un novio desordenado no parece complicado; pero existen casos en los que esto resulta un verdadero impedimento para la convivencia saludable. Si esta es una de las razones por las que no quieres vivir con él, lo mejor será dejar las cosas bien en claro: o tu desorden, o yo.

No hay de otra; no es que estés reclamándole a tu novio algo injusto. En realidad, el orden y la limpieza en el hogar es sumamente importante. Además, no puedes pasarte todo el tiempo limpiando, sobre todo si también tienes responsabilidades como el trabajo o los estudios.

  • Las cosas están bien así

¿Para qué mudarse a vivir juntos si todo marcha viento en popa? Tal vez eres de las mujeres que adora vivir sola, y no te causa mucha gracia compartir tus espacios, sobre todo ahora que los departamentos son tan pequeños. La situación se agrava cuando él te propone mudarse contigo… a TU departamento.

Dile a tu novio que no sientes que sea lo más cómodo para los dos, que sería mejor esperar un tiempo más para conseguir un lugar más espacioso en el que disfruten de vivir juntos.

Sé lo más sincera posible, pero siempre con tino. Ten en cuenta que no es lo mismo decir: «Me quitarías mi espacio» o decir «No creo que estemos lo suficientemente cómodos en este departamento tan pequeño». Trátalo como quieres ser tratada.

  • No me mudo sin antes casarnos

La convivencia va en contra de tus creencias religiosas o de tus valores morales; y simplemente no te hará cambiar de opinión. Sé clara y decidida cuando se lo digas, ya que el respeto del credo es fundamental en la relación.

Puedes compartir tus ideas sobre los beneficios que podrían resultar de esperar al matrimonio. Estoy segura de que si tu novio realmente te ama, sabrá entender tu deseo de casarte antes de dar el siguiente paso.

Como verás, la clave aquí es tomar las cosas de la mejor manera. Si ambos se preocupan por la relación, deben intentar solucionar estos inconvenientes, siempre con muy buen humor.

El hecho de no querer mudarte no significa que debes terminar la relación. Como siempre digo, es cuestión de expresar lo que sientes y decirlo de la mejor manera posible. Todo es por el bienestar de la pareja.

Imágenes: My Thoughts by Chloe, Irie’s Love Notes, Families.com, Glamour.com, See a Penny, pick it up, The Washington Post

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Fiorella Ramos

Comunicadora Social, sanmarquina, pseudocantante, beatlemaníaca. Fan de la música, los Beatles y los makis.