Me fue infiel y no puedo olvidarlo

Cometió el peor de los daños en tu relación y aún así no puede salir de tu mente. La infidelidad supuestamente es algo que no se perdona y nos enfurece. pero, ¿qué hacer si aún así no podemos olvidarlo?

Hace no mucho, mientras buscaba material para un post de Cómo Conquistarlo sobre infidelidad, me topé con un comentario en un foro que más o menos decía lo siguiente (ojo, lo que voy a escribir no es literal, pero es más o menos lo que esta chica quería decir):

Estuve con un chico X y todo andaba súper, hasta que de pronto me pidió un tiempo, decía que yo no era cariñosa ni atenta con él y que eso le hacía dudar de mi amor. Le di el tiempo que me pidió, hasta que me dijo que iba a estar con otra chica, pero que mientras tanto, yo lo espere, para ver si volvíamos o no. Como yo lo amaba tanto acepté sus condiciones.

Pasó el tiempo que supuestamente nos habíamos dado y le llamé, pero me dijo que quería más tiempo porque con esta otra chica sí recibía el cariño que conmigo no. Cuando le dije que, entonces lo dejaba libre y que seguiría con mi vida, se enfureció y me dijo que esa era otra prueba de que mi amor por él no era verdadero.

Aún cuando ya se terminó todo con él, no puedo olvidarlo, pues creo que no encontraré otro que me ame como él“.

Cuando lo leí, no podía creer 1) lo patán que podía ser ese chico que quería tener a esta chica esperando como tonta, por toda la eternidad mientras él se divertía con otra u otras. 2) lo tonta que era esta chica, al haber aceptado eso, y seguir pensando que es el único que la va a querer.

Esta es una prueba de algo que les sucede a muchas chicas. Descubren una traición, una infidelidad, pero el sentimiento que aún permanece, las hace obnubilarse y no pensar con la cabeza. Pensar que nadie más las va a querer como ellos, que no se enamorará de nadie más, que él es el único en todo, es solamente pensar con el sentimiento, pero no ver la real dimensión de las cosas.

La falsa idea del único

Quiero abordar en primer lugar este tema del “único” porque es uno de los soportes de ese andamio terrible que es el aferrarse a alguien que no vale la pena. Sí, queridas lectoras, los males de amores, las separaciones hacen que, racionalmente se termine el amor, pero emocionalmente no. Es como si el tiempo se detuviese de pronto en esos tiempos en que todo se pisaba como entre algodones y se estaba rodeado de arcoiris, flores y cantos de amor.

Es entonces cuando, ante la ausencia del ser amado, nos sentimos incapaces de ser amadas por otro, con al pesadez de pensar que no encontraremos a otro que nos haga reír, que nos mime, que nos susurre y que nos ame como él.

En suma, pensamos que ese que teníamos era el único, el verdadero y el auténtico. Y esta idea, por supuesto es falsa. Un hombre que te ha sido infiel, que no te ha valorado ni respetado, no puede ser ese hombre en tu vida. Este es el espejismo que nos trae el enamoramiento y que debemos desterrar.

¿Cómo hacer para olvidarlo?

No te mentiré, el proceso es difícil, pero habrás dado un paso importantísimo si aceptas que él no será el único que te ame como crees y verlo con lo0s ojos de la realidad: él te engañó y no hay vuelta que darle. Si encima, o se arrepiente, o lo niega cuando las evidencias son irrefutables, pues peor, no merece tu perdón, no merece nada de ti.

Lo primero que debes hacer para sacarlo de tu vida, es borrar todo vestigio de su existencia. Coge una bolsa plástica y mete allí todo lo que te recuerde a él: cartas, regalos, posters, fotos, etc. Tíralos a la basura o aléjalos de ti, no debes verlos de ningún modo.

Segundo: habla con tus familiares y amigos y explícales que has terminado y que no volverás con él. Solo si sientes que debes hacerlo, búscalos para hablarles de lo que pasó y que te den un consejo, luego no debes habñlar de él y desterrar de tu vocabulario frases como “a él le gustaba tal cosa”, sácalo de tu mente.

El tercer gran remedio es ocupar tu mente, ocúpate en todo lo que puedas, no dejes espacios libres de tu tiempo que te hagan deprimir y pensar en el por qué y, peor aún, culparte de algo.

Tú no tienes culpa de nada, fue él quien tiró la relación al tacho y no te merece. Hay miles de otros hombres que puedes conocer y que te pueden tratar mejor.

Recuerda, tú mereces lo mejor, el amor no se mendiga, es algo que por ley nos corresponde, y si él no lo supo apreciar, es él el gran perdedor, no tú. Miles de chicas han pasado por este problema y han salido airosas, y tú también lo lograrás, con mucho esfuerzo, pero lo harás.

Acuérdate de mí, cuando haya pasado el vendaval, te reirás a recordar cómo pensabas que él podía ser el “único”. A mí  me ha pasado, ahora me río de ese mal recuerdo, y tomo con gracia cada cosa mala, claro está ganando experiencia y aprendiendo. Finalmente, te dejo con la foto que sigue, la pongo para que te rías un poco y tomes aliento. No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista.

 

Imagen: BlessedStepsCrecerOPerecer, PinturaYArtistas, ComoOlvidarUnAmor, Trancelhumor.

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.

2 Comentarios Dejar un comentario ›

  • yudenia
    21 marzo 2012

    realmente todo lo de este articulo, es verda a mi me esta pasando

    • FioRamos
      27 junio 2012

      Gracias por compartir tu experiencia. Esperamos que te sea de ayuda el post. Saludos y suerte!