7 cosas que los hombres odian en sus novias

Para este post me embarqué en una ardua investigación y recopilé decenas de opiniones de amigos, quienes muy felices me comentaron algunos detalles que los vuelven un poco locos. Bueno, he aquí el pliego de reclamos, perdón, sus comentarios.

sí, todos tenemos defectos, ¡pero algunos sí que son molestos! Aprende a modificar algunas actitudes desagradables por el bienestar de tu relación

Sí, todos tenemos defectos, ¡pero algunos sí que son molestos! Aprende a modificar algunas actitudes desagradables por el bienestar de tu relación

“Me molesta que sea demorona /tardona”

Y sí, algunas mujeres nos demoramos más de lo pensado porque terminamos pensando que lo que nos pusimos no combina, o que nuestro maquillaje no quedó bien.

“Aunque a la larga vale la pena esperar (siempre lo vale) en ese momento puede molestar un poquititititititito” – Diego, @TheGhost

Sea como sea que lo llamen en tu país, algunas mujeres tenemos la especial habilidad de llegar tarde a las citas pactadas. Hombres, créannos que intentamos estar listas a tiempo, pero en el camino a lucir perfectas ocurren algunos inconvenientes. ¡No es a propósito!

“Me dice que no le pasa nada cuando le pasa todo”

Aceptemos que a veces nos gustaría que los hombres se den cuenta de las cosas que suceden sin tener que decírselos con carteles o señales de humo. Sin embargo, es necesario reconocer también que somos personas diferentes y nuestras formas de ver la vida y de reaccionar ante ella, son totalmente distintas.

Mujer, si algo te molesta o incomoda y tu chico no lo asimila, siéntete libre de hacérselo saber. Guardar disgustos genera rencor, y el rencor poco a poco deteriora la relación. Es una cuestión de aprendizaje de para ambos.

“Los problemas de dos se solucionan entre los dos”

Esta queja que recogí de un amigo cercano se centra básicamente en aquellas mujeres que tienen por costumbre divulgar todos los problemas de su relación a literalmente TODO el mundo. Es comprensible recurrir a los consejos de amigos cercanos, pero no es recomendable contarlo todo a personas con las que no has construido mucha confianza. Créeme, probablemente luego te arrepientas de haber contado ciertos episodios que luego superaron. Los trapitos sucios se lavan en casa.

“Me pregunta si está gorda, le digo la verdad y no me cree. No entiendo”

Algunos de nuestros defectos nos hacen adorables. Sin embargo, algo que jamás será lindo es la inseguridad. Si le preguntas a tu novio si estás gorda, lo más probable es que siempre te diga que luces perfecta. Puede que sea verdad o no, pero ¡vamos! ¿Qué diferencia hace preguntárselo si sabes que siempre te dirá que no? Para él siempre estarás bella, y aún si no lo estuvieras, no querría herir tus sentimientos. Si quieres una respuesta sincera, pregúntale a tu mejor amiga; ella te dirá la cruda verdad.

“Me conoció así y ahora quiere cambiarme”

Lo conociste rockero y ahora quieres que le guste Luis Fonsi. Te lo presentaron con el cabello largo y ahora quieres que tenga el corte de cabello de Ryan Gosling. ¿Te suena familiar? ¡Estás teniendo una actitud molesta, mujer! Es cierto que muchas cosas pueden cambiar en nombre de amor, pero estos cambios suponen mejorar en nombre de la relación, suprimir actitudes tóxicas, reducir los celos, ser más organizado con el tiempo, etc. Tu novio no es un muñeco de plastilina que puedes moldear a tu antojo; acéptalo tal y como es.

 Ni tan dependiente ni tan independiente

Algunas novias quieren estar con sus novios todo el día y en todo lugar; mientras que otras prefieren dejar bien en claro que no los necesitan para nada. Dicen que ningún extremo es bueno, y ello aplica para todos ámbitos de la vida, especialmente cuando de actitudes se trata. La clave en toda pareja es el equilibrio y en ser uno mismo.

“No entiende mis pasiones”

Mi amigo Nelson fue contundente cuando le hice la pregunta, y respondió con un escueto:

“¡No puedo ver la Champions!”

Esta queja que puede parecer tonta en realidad representa un problema que muchas mujeres tenemos: la intolerancia hacia las pasiones de nuestros novios. Probablemente no entendemos  lo divertido en las carreras de autos, o en el fútbol, o en la saga de Star Wars, pero debemos aceptar que a ellos les gusta.

Seguramente a tu novio tampoco le agradan muchas de tus pasiones pero debemos recordar siempre que una relación se trata de comprensión. Ambos pueden hacer un gran esfuerzo por conocer qué les gusta. Y si alguna de sus pasiones te resulta especialmente molesta, lo mejor es evitar involucrarte en ellas para que ninguno pase un mal rato.

Así que, mujer, prestemos más atención a nuestras actitudes, y aún más importante, ponerse en el lugar del otro siempre es un buen ejercicio para la pareja. Todos tenemos defectos, pero si el amor es más fuerte, nada es imposible.

 

Imágenes: ajoure-men

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Fiorella Ramos

Comunicadora Social, sanmarquina, pseudocantante, beatlemaníaca. Fan de la música, los Beatles y los makis.