Lencería para cada tipo de cuerpo

Una forma de fortalecer los lazos en la pareja, especialmente en el matrimonio, es mantener la magia en la intimidad. Al principio, cuando la pareja recien se conoce, busca experimentar toda clase de emociones, pero con el pasar del tiempo y los años, esta magia va desapareciendo para abrir paso a la monotonía, hasta llegar a la inapetencia de intimidad.

Pero, ¿por qué dejamos que esto nos ocurra? Generalmente, con el paso del tiempo nuestro cuerpo va cambiando de forma, en algunos casos vamos ganando peso y en otros, la gravedad hace lo suyo.

No obstante, eso no debe ser impedimento para que nosotras reavivemos la pasión en nuestra relación usando lencería provocativa que además nos haga lucir y sentir muy bien con nosotras mismas. El secreto para conseguir todo esto es simplemente saber escoger la lencería adecuada para la forma de nuestro cuerpo y salir a conquistar.

En caso la naturaleza nos haya dotado de un busto prominente, destácalo usando un sujetador de media copa que lo realce, así como una truza sexy con transparencias que le haga juego.

Si tu busto es grande, pero caído, opta por un modelo que tenga aros; ellos te ayudarán a darle la forma correcta. De preferencia, elije los sujetadores de media copa para destacar tus encantos.

Las chicas de poco busto pueden solucionar su problema utilizando los sujetadores con relleno y los push ups; estos dan la apariencia de mayor volumen. No obstante, es mejor si entre estos, escoges modelos con lazos, cintas y acabados estampados o en tela brillante en tonos claros; mientras más de estos contenga, más grandes lucirán.

Tener rollitos, o michelines, no te debe impedir tener una noche apasionada. Solo debes usar un corsé muy sexy para disimular los excedentes; aprovecha el look de pin up que te deja el corsé y seduce a tu chico.

¿Ausencia de curvas? No es problema, solo debes usar un conjunto que te ayude a definir tu silueta. Por ejemplo, puedes usar corpiños entallados en la cintura, truzas sexys, ligueros para dar sensualidad a tus piernas y camisones pequeños o picardías, pero a modo de vestido.

Si tu problema es que tienes demasiadas curvas, es mejor usar un camisón sensual en tonos oscuros que deje ver mucho de tus hombros y busto para seducirlo.

Fuente e Imágenes: Nosotras.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Lidia Caparachin

Soy comunicadora social, apasionada del cine, el teatro y la música; me encanta viajar, los helados de fruta y las series policiales.