Mi novio está estresado por su trabajo ¿Cómo lo ayudo?

El estrés es algo de lo que nadie está libre. En algún momento nos hemos sentido estresadas y agobiadas no solo por problemas personales, sino  también, a causa de los deberes en el trabajo y el hogar. Como mujeres, somos conscientes de que en esos días todo es más complicado para nosotras, y sabemos cómo lidiar con ello. Sin embargo, ¿sabes cómo actuar si tu novio también está pasando por este mal momento? Aunque es cierto que no es bueno generalizar, debemos entender que hombres y mujeres pensamos y funcionamos de formas diferentes.  Aquí te doy algunos tips para hacer que el estrés de tu novio disminuya un poco.

Escúchalo y levántale el ánimo

El trabajo puede ser muy estresante, sobre todo en las temporadas en las que se acumulan miles de actividades y deberes. En estos casos, tu novio necesita saber que él posee todas las capacidades para cumplir eficazmente con sus pendientes; ¡díselo!

Según ellos mismos, a los hombres no les gusta exponerse al mundo cuando pasan por un momento tenso, ya que eso significa aceptar que son incapaces de manejar la situación. Por eso, puede ser que cuando le ofrezcas ayuda, ¡se resienta más! Si este es el caso, ya sabes que no es algo contra ti; dale espacio a tu novio, pero en la forma correcta.

Tu novio también necesitará mucha comprensión y, sobre todo, tiempo para cumplir con sus deberes. Debes tener muy en cuenta que su carácter está más sensible por toda la presión que está recibiendo; así que evita, en lo posible, agregar más peso sobre sus hombros. Muéstrate siempre presta a escuchar sus preocupaciones, sus quejas e inquietudes; para los hombres es un poco más complicado hacerlo, pero si te muestras dispuesto a escucharlo, poco a poco se abrirá. Él solo necesita que lo entiendas.

Ayúdalo a relajarse y a descansar

Una vez que tu novio haya admitido ante ti su estrés, pasemos a relajarlo. Más allá del cansancio intelectual, el cansancio físico es el que llega a tumbarnos y es el culpable de que, muchas veces, tiremos la toalla y digamos: “¡No puedo más!”. Por eso, no hay nada mejor que unos relajantes masajes para liberar toda la tensión acumulada durante la semana. Prepara toda una sesión de relajación y demuéstrale que es posible liberarse de tensiones y dejar de lado el agobio del trabajo.

Aunque no ayudes a tu novio con sus quehaceres -solo debes darle una mano si él te lo pide explícitamente-, sí puedes ayudarlo a que le saque el jugo a sus descansos. No le exijas que salgan a dar un paseo si está muy cansado. Algo que puede resultar extraño para muchos, pero súper efectivo, son las citas para dormir: Júntate un fin de semana con tu novio, vean TV o escuchen música, y duerman toda la tarde; duerman todo lo que no pudieron dormir durante la semana. Todo -incluso dormir- es más lindo si se hace acompañados.

Dale mucho amor ¡Mímalo!

El amor es la medicina para todos los males; así que, a grandes enfermedades, ¡cantidades industriales de amor! Hasta el más mínimo detalle significará mucho para tu novio en estos momentos tan críticos. En las mañanas, un mensaje de texto o una llamada para desearle buena suerte será el motor perfecto para que él realice sus actividades más relajado y confiado.

Además, aprovecha al máximo los fines de semana o las noches en las que llega agotado de trabajar y prepara toda una sesión de relajación. Disfruten de la compañía del otro y de la sencillez de la vida. Créeme, no hay nada más lindo para un hombre que llegar a casa después de una ardua jornada y encontrar una rica cena caliente preparada por ti. Y si no cocinas, no te hagas problemas, que siempre puedes ordenar su comida favorita. Eso sí, prepara una linda mesa y ce el ambiente adecuado para pasar una linda velada.

Actividades en pareja para relajarse

Obviamente, la naturaleza es una de los ambientes que más disfrutamos. Más allá de la fiestas y las reuniones de amigos, siempre es gratificante escaparse un poco del caos de la ciudad y disfrutar del aire, del mar y del campo. En la medida de que el tiempo y el presupuesto lo permita, organiza una salida al campo o a la playa en donde reine la tranquilidad.

Si tu novio, por el contrario, es un chico urbano y fiestero, practiquen algún deporte, salgan a bailar -si es que tiene la fuerza para hacerlo- o simplemente disfruten de una caminata bajo las estrellas. Lo importante es crear un tiempo para dos.

Dentro de todo, la tensión y las responsabilidades son inevitables; sin embargo, mucho depende de la actitud con la que las afrontemos y qué hacemos para salir de ellas, libres de polvo y paja. Aprender a relajarse, a tomar un segundo para respirar profundo, esa es la clave.

Imágenes: communitylinksehowweheartitbuzzlelovetoknow

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Fiorella Ramos

Comunicadora Social, sanmarquina, pseudocantante, beatlemaníaca. Fan de Dios, los Beatles y los makis.