Como si fuera la primera vez: ¡tips que no fallan para revivir la llama del amor!

En una relación que lleva ya algún tiempo, muchas veces la rutina comienza a apoderarse de nosotros. Y si sumamos esto al estrés de nuestras labores como padres, y a nuestros asuntos personales, todo se vuelve de pronto cansado, aburrido y sin sentido. Por ello, revive la llama del amor con algunos consejos que te daré en esta nota, para que todo sea como la primera vez.

Para quienes como yo, pasamos del lustro en nuestra relación de pareja (y a muchos incluso antes), la rutina debe de ser un enemigo al que hay que detener antes de que lance el primer zarpazo.

Y es que, cuando nuestra vida en conjunto se va llenando de cosas que hacemos siempre de la misma manera, cuando dejamos que nos consuman nuestros hábitos diarios de vida, y cuando dejamos que sucumba nuestro sentido de la creatividad, ahí es cuando comienzan los problemas.

Peor, aún, cuando damos por sentado que nuestra pareja nos ama… (y déjame decirte que esta forma de pensar es muuuy común entre los hombres), te aseguro que sin darte cuenta, tu relación se irá cayendo como castillos de naipes.

El psicólogo Miguel Ángel Roca Perara, profesor de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, opina que, con los años, la ilusión muchas veces cede el paso a la costumbre y el desgaste del día a día. Esto hace peligrar al amor, y el matrimonio se vuelve árido.

Y este punto es fundamental, porque debemos más bien dar por sentado que el amor se cultiva constantemente, no es un sentimiento estático que permanece. Alguna vez escuché ese ejemplo de que el amor es como una flor (incluso hay una salsa que tiene como estribillo esa frase), ¡y qué razón tiene!; si no la cuidamos, la regamos y abonamos, morirá.

A continuación, te voy a pasar unos tips para evitar la rutina y revivir la llama del amor y de la pasión en tu relación. Recuerda, todo puede ser como si fuera la primera vez, solo es cuestión de muchas ganas, creatividad y… ¡amor!

Autoexamen en tu relación…

Primero lo primero. Siéntate, toma un lápiz y papel, y haz una lista de todas las cosas que te parecen rutinarias, o las que siempre haces en tu vida de pareja los días de semana. Por ejemplo: si siempre vas los martes al cine, si siempre van al mismo restaurante, si siempre las mismas conversaciones, si siempre están cansados, etc.

Luego, haz un listado de lo que hacen el fin de semana. Porque lo que les sucede los días de semana, bien se puede justificar por el cansancio y estrés del trabajo, los hijos, etc. Pero en el fin de semana siempre se da un espacio reservado para ustedes dos. Entonces, pregúntate si se dedican tiempo para los dos y qué suelen hacer en él. Si descubres que las cosas son siempre las mismas, es tiempo de cambiar.

¡Revive la llama del amor combatiendo la rutina!

La rutina es nuestro peor enemigo, así que manos a la obra y a combatirla con las siguientes ideas:

  • Viaje soñado

Sí, seguramente me dirás que un viaje suena trillado y lo pueden planear en cualquier momento. Pero, ¿qué tal un viaje en un momento inesperado? No olvides que el factor sorpresa es fundamental, además de que un viaje siempre te cambia la vida: te relaja, te hace conocer y adquirir nuevas experiencias de vida, te revitaliza…

Un viaje, sin duda, te hace feliz, así que, ¿qué mas se puede pedir? Averigua un destino que él siempre haya deseado conocer, del mismo modo, averigua sobre sus vacaciones de trabajo o tiempo libre para que escojas bien la fecha.

Existen miles de paquetes turísticos románticos que incluyen el alojamiento, almuerzos buffets, paseos, visitas guiadas y deportes de aventura, como para que tú y tu pareja se olviden del quehacer diario y la pasen de maravillas.

  • Lo que más le gusta

Sorpréndelo con lo que más le gusta. Nada como que él se sienta engreído, mimado y que se dé cuenta de que estás al tanto de sus gustos, aunque no necesariamente tú los compartas. Por ejemplo: el fútbol. Puedes sorprenderlo con un kit especial que incluya un ticket al mejor asiento en el estadio y una camiseta de su equipo favorito para que vaya a ver un partido especial (una final de copa, torneo, etc.).

Si le gusta otro deporte, como el tenis, el basket o el béisbol, pues manos a la obra; averigua sobre su equipo favorito y algún partido importante a disputarse. Igualmente si es otro hobbie, como el paintball, jugar a las cartas, ir al gimnasio, etc. Te aseguro que si consigues algo de lo que le gusta, le encantará.

  • Cena romántica

Una cena romántica nunca falla. Y mejor si eres tú quien la ha preparado. Prepáralo todo hasta el más mínimo detalle, empezando por tomar cursillos de cocina como para que no te falle la sazón y aprendas a decorar tus platillos al estilo gourmet.

Luego, asegúrate de que mamá cuide a los niños y la casa quede solo para los dos; enmantela tu mesa y luce tu mejor juego de cubiertos y vajilla, ilumina el comedor con velas y no olvides las servilletas de lujo, las copas y vasos. Un champagne bien helado en su heladera especial y una música suave de fondo, le dará ese toque cinco estrellas que buscas en tu cena. Llama a tu esposo y asegúrate de que llegue a casa a la hora convenida, urgentemente. Así, cuando llegue, verás su rostro de sorpresa y encanto.

  • Noche de hotel encantador

Colúdete con su asistente o secretaria para fingir una cita de trabajo urgente en un hotel cinco estrellas. Espéralo allí con todo listo: los pétalos de rosa extendidos sobre la cama, el jacuzzi burbujeante, el vino o champagne al tiempo.

Elige la habitación con mejor vista: si le gusta el mar, con vista al mar; si se fascina por los paisajes montañosos, un hotel en un lugar con estas características le encantará. Puedes prepararle o mandar pedir una cena especial para disfrutarla en la habitación o en el restaurante del hotel. El resto lo dejamos a tu imaginación.

  • Almuerzo sorpresa

Barriga llena, corazón contento, dice el dicho, pero también es muy cierto que al hombre se le conquista por el estómago. Y mejor aún, pues si tratamos de reconquistarlo, un almuerzo de ensueño puede ser una gran idea.

Sorpréndelo con un almuerzo reservado especial en su restaurante favorito en donde le sirvan lo que más le encanta. Si es día de trabajo, quizás puedas sorpenderlo también con una invitación especial.

  • Una sesión de spa

Ni te creas que el spa es cosa solo de mujeres. A los hombres también les encanta verse y sentirse bien, además que después de una rutina extenuante de trabajo, qué mejor que una sesión integral de spa para relajarse y sentirse como nuevo. Llévalo como sorpresa a una sesión conjunta de spa y disfruten en pareja de todos sus beneficios.

Una manicure, pedicure, sesión de masajes y sauna le vendrán geniales. También, una sesión de limpieza facial y corte de cabello completarán un momento muy especial, que, estoy segura, te agradecerá.

  • Como si fuera la primera vez

Recuerda todas esas cosas que hacían cuando recién se conocieron y cuando salían en sus primeras citas y ponlas en práctica. Sorpréndelo llevándolo a ese restaurante en donde se conquistaron por primera vez. O tal vez un picnic en el parque donde se dieron su primer beso. ¿O qué tal un brindis con su vino favorito en el malecón donde solían pasear para ver el sunset?

Haz que todo fluya como la primera vez, y rememoren esas épocas en que todo era bello y nuevo, renovando sus votos de amor.

Por último te pido mires este video en que una psicóloga aconseja cómo evitar la rutina de pareja. ¡Me encantaron esos consejos!

Imagen: SentirmeBien, Pasiones,Turismomiya, Alacartaexpress, NelcyHeidinger, Excellent-romantic-vacations.com, SentirmeBien.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.

3 Comentarios Dejar un comentario ›

  • keilalo
    24 febrero 2012

    me parecen geniales los consejos

    • IrinaM
      27 febrero 2012

      Gracias Keilalo! Mucha suerte!

  • cazteyyanoz
    28 octubre 2011

    excelente post me gusto