Ayuda: mi novio es adicto a los videojuegos

Sin duda, los videojuegos tienen muchos adeptos entre los varones. Pero ¿qué sucede cuando esta afición se vuelve una adicción e interfiere con tu relación?

Soy de las pocas chicas a quienes les encanta los videojuegos. ¿Mi favorito? Medal of Honor. ¡Cómo amo ese juego ambientado en la Segunda Guerra Mundial! Sin embargo, a pesar de que pasaba buena parte de mi tiempo quemando cada una de sus etapas, mi mente, sabiamente, sabía cuándo parar: cansada de perder me enfurecía y abandonaba la partida hasta nuevo aviso.

Aún hoy en día que disfruto de algunos juegos para el iPod, no me “pego” a ellos, por esta misma razón, cuando pierdo, me molesto y me empiezo a sentir saturada, y luego lo abandono hasta otra oportunidad, Por ello, jugar a estos videojuegos nunca ha interferido con mi vida, ni mucho menos.

Sin embargo, esto no lo podrían decir los llamados adictos al videojuego. Aquellas personas que hacen de este pasatiempo, su actividad de casi todo el día, olvidando todo lo demás, sus relaciones familiares, amicales y personales, sus deberes, obligaciones y responsabilidades.

Y si tú eres pareja de alguien que ha reemplazado todas sus actividades diarias por estar sentando dándole y dándole al Play Station, al Wii o al Xbox, quédate leyendo esta nota, porque aquí abordaremos el por qué ocurre y qué podemos hacer nosotras para ayudarlos.

¿Por qué ocurre?

Las adicciones en general se dan por esa búsqueda constante de bienestar, de placer y sentirse aceptados. Los videojuegos producen esas sensaciones en la persona, quien, a modo de escape comienza a dedicarle más y más horas del día a pasar cada nivel, a jugar con otros usuarios en línea y a no parar hasta ganar.

Los videojuegos requieren de cierto nivel de abstracción para superar cada obstáculo que presentan, Hoy en día los hacen tan sofisticados, que la sensación de realidad que proyectan es cada vez mayor. Recuerdo haberme quedado asombrada cuando vi un “trailer” del videojuego Battelfield, ¡literalmente parecía que estaba dentro de una batalla!

Según estudios, otra de las causas es una predisposición a desarrollar dependencia a una actividad, y la evasión a alguno de los muchos retos de la vida diaria (problemas del trabajo, deudas, problemas de pareja o familiares, etc.). Y estar concentrados frente al monitor de la compu o la TV los hace parecer, literalmente hipnotizados.

Síntomas

Los síntomas son como los de cualquier otra adicción que no permite realizar otras actividades de la vida diaria, e implican, de hecho cambios de conducta. Ve la siguiente lista para que te orientes sobre cuáles son los síntomas.

  • Tu novio aparta la vista de la televisión o pantalla, la mira como hipnotizado.
  • No se da cuenta cuando le llaman ni cuando suena el timbre o teléfono.
  • Luce el rostro tenso y aprieta las mandíbulas cuando está jugando.
  • Sufre de insomnio o duerme pocas horas por pensar en el juego (si no es que se levanta de madrugada para jugar).
  • Deja de ir a clases o al trabajo, llega tarde o simplemente lo deja.
  • Ya no le interesan las cosas que antes sí le interesaban.
  • No sale con amigos ni familiares, prefiere quedarse en casa (donde está su consola)
  • Se muestra irritable y agresivo cuando lo interrumpen.
  • No come o desordena sus horarios alimenticios por el juego.

¿Qué hacer?

El problema de los videojuegos, es decir, cuando estos se apoderan de la vida de uno, requiere de asistencia profesional. El adicto a los juegos ya no es dueño de su situación y no la puede controlar. Debes conversar con él y convencerlo de buscar ayuda. Quitarle el juego de repente no hará más que empeorar las cosas.

Si no acepta que tiene un problema, busca a sus familiares y amigos para que juntos puedan hablarle y convencerle de hacer algo para erradicar esta adicción.

Ir a un psicólogo o psiquiatra no tiene nada de malo, de hecho, es como ir al médico por una dolencia al estómago o garganta. Nuestra mente también necesitará en algún momento de asistencia médica.Acompáñalo, y de ser posible, tomen la terapia juntos para saber cómo afrontar este problema, ya sea desde el punto de vista del que lo sufre, como de quienes le rodean. El apoyo que tú le des, será importante. Yo diría que esencial.

Imagen: SUPCQH, PlanetaRed, CNN, YVKE, Eldesvandelasbodas.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.