¿Controlas demasiado a tu pareja?

Amas a tu pareja, lo adoras, es el hombre que siempre soñaste para ti. Y como para terminar de creer que realmente está en tu vida tu príncipe azul, lo llamas en la mañana, en la tarde, en la noche, antes de acostarte…

No te conformas con unas cuantas frases, le exiges que no te cuelgue y te converse. Si se niega, te resientes. También te resientes si él desea pasar un día con sus amigos o si sale tarde del trabajo. Te resiente todo lo que lo aleje de tu lado y obsesivamente le preguntas si te ama.

Si todas estas cosas te están pasando, es posible que estés pasando de ser una novia comprensiva y cariñosa, a una agobiante acosadora que puede hacer terminar la relación.

Algunas veces no nos damos cuenta y de pronto nos volvemos unas controladoras con nuestras parejas; necesitamos tanto de ella, que unas horas del día no nos bastan, los queremos siempre con nosotras.

Así, nos obsesionamos con saber a quién llama, con quién queda para salir, qué hay en su correo; y las discusiones entonces empiezan a ir en aumento. Tu hombre empezará a sentirse asfixiado de la relación y buscará cualquier pretexto para ausentarse.

El problema del agobio está estrechamente emparentado a las inseguridades y a los celos. En la mayoría de los casos, una persona que no se siente segura de sí misma, buscará reflejarse en la otra para todo; por lo tanto los lazos de dependencia serán muy fuertes.

Si la pareja se ausenta un tiempo, entonces será motivo de alarma para ellas, pues sentirán que se quedan solas y sin apoyo, el miedo a que no regresen más, a que nos dejen, se hará presa en ellas.

Para liberarte de este feo sentimiento que alejará sin remedio a tu hombre, hazte un autoexámen y decide desde ahora apreciarte más, siéntete capaz de valerte por ti misma, porque lo vales y no dependes de nadie. Sé tú misma para todos y no pretendas cambiar nunca para que te acepten: recuerda que tu familia y amigos te quieren por como eres.

Piensa que así como tú eres una persona libre y capaz, las demás también merecen serlo, deja que tu pareja se tome su tiempo para sus actividades sin temor a nada.

Por último, conversa de lo que te pasa con tu pareja, él te comprenderá y te ayudará a superar ese problema. Pero recuerda que tu pareja es tu compañero, no alguien de quien tú dependes.

Fuentes: ElAlmanaque, TodoExpertos.

Imagen: VozDeVidaTuRadio.

Tags Blogalaxia: , , , .

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.

Un comentario Dejar un comentario ›

  • jessica
    17 junio 2010

    gracias tratare de concientizarme pues es mi caso