Champagne: perfecto para maridar una comida romántica

Esta semana ha sido muy cargada de trabajo para mi esposo, por eso pensé en una manera de sorprenderlo esta noche. Se me ocurrió comprar una botella de vino, pero pensé en que un champagne no vendría nada mal para un momento tranquilo en casa en una comida romántica.

El problema sobrevino cuando me puse a pensar con qué podría maridar esa bebida que se piensa solo para eventos importantes, pero déjame decirte que en cualquier momento del día puedes tomarte una copa, claro está, acompañando la comida precisa.

Lo primero que tienes que saber es que el champagne -champaña o espumante- se debe acompañar con comida no muy condimentada. Nada de especería por montones ni sabores fuertes que pueden opacar el gusto delicado de la bebida burbujeante.

Si lo que deseas es preparar una cena, puedes hacer una preparación con mariscos; los langostinos son suaves en sabor y pueden hacer de una cena algo muy especial. Se me ocurre que un risotto de mariscos o un mousse pueden ser una perfecta opción: suave, elegante y de sabor no muy penetrante.

Otra alternativa que tienes en una cena es presentar comida japonesa ahora que está tan de moda. Unos cortes de sushi, algunas porciones de sashimi y gari para aromatizar muy bien el sentido del gusto, acompañados de una botella de espumante, convertirán tu cena en todo un lujo fashionista.

Ahora bien, ¿solo deseas “picar” algo? ¿Nada extravagante? Perfecto, también tienes una opción estupenda para este fin. Te cuento que las frutas frescas, como los higos o las fresas, se prestan muy bien para acentuar el sabor de la bebida. Coloca una bandeja con frutas frescas y un poco de frutas secas para crear contraste. Si tienes en casa un plato especial para preparar fondue, ¡fenomenal! Con un poco de chocolate y frutas tu velada será muy íntima.

Finalmente, te cuento que los quesos suaves, de tipo camembert o un brie se perfilan muy bien. Haz unos cortes de estos quesos sobre una tablita de madera y acompaña con mini tostadas o con unas hojuelas de orégano, de esas que ya se venden en los supermercados y que parecen galletas muy delgadas.

Imágenes: SawridgeInn.

Tags Blogalaxia: , , , , , , , .

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Malena Rivera

Me encanta escribir. Soy periodista y editora de contenido de Mujer Activa. Me muero por Hello Kitty, la moda, las carteras, los perfumes y los zapatos, y soy feliz cuando me toman fotos.