Cómo conseguir una cita… ¡tips que no fallarán!

Lo aceptaste, imposible sacártelo de la cabeza: ¡te gusta! El chico que conociste casi por casualidad y con el que últimamente has estado hablando por el chat realmente te ha encantado. No han hablado tanto como quisieras, pero has notado varias cosillas que te atraen: es inteligente, divertido y lo más importante (y básico), está solo.

Algo debes de interesarle, porque por lo menos un par de veces él ha iniciado la conversación. Pero, o es tímido (es una opción) o no capta bien las señales porque hasta ahora no te ha invitado a salir. Y de hecho, ya te ha pasado que estando con tus amigos te has acordado de él deseando que estuviera ahí.

Un buen consejo que te puedo dar, es que a veces vale más llevar las cosas a un terreno concreto antes que comiences a alimentar una relación inexistente. La verdad es que a nosotras, las mujeres, nos encanta idealizar a los hombres que nos gustan y a veces se nos pasa el tiempo pensando que es de tal o cual forma cuando en realidad el chico en cuestión es justamente lo contrario. Además una cita te dará la oportunidad para demostrarle lo increíble que eres.

Así que si pasa un tiempo (varias semanas) sin que veas mayores avances de su parte, puedes darle una ayudadita. Aquí te doy algunas formas de propiciar una cita sin que parezca algo desesperado de tu parte, sino más bien algo casual.

1. Busca un hobbie en común

Si ya has tenido contacto con él o tienen amistades en común, esto puede ser muy fácil y también es una forma de medir su interés en ti. Comienza por preguntarle o averiguar qué le gusta hacer o en qué gasta el tiempo sus fines de semana. Esto te dará una idea certera de si comparten intereses. No solo te ayudará para conseguir una primera salida con él, sino para darte cuenta si realmente son compatibles.

Por ejemplo, si descubres que él monta bicicleta y es algo que tú quisieras comenzar a hacer, coméntaselo. Dile que a ti te encantaría, pero necesitas salir con alguien porque sino te da la flojera o algo así.

Si ambos son amantes del cine y de las películas de suspenso en particular, puedes abordarlo de frente cuando haya un buen estreno y decirle que te acompañe a verla (así no sonará a cita… pero ¡lo es!).

Si les gusta la comida italiana, un día cualquier dile que estás con un terrible antojo y que te acompañe para que se den un banquete… ¡imposible negarse!

2. ¿Un motivo de celebración? ¡Perfecto!

Esta es una de mis preferidas porque puede resultar además una salida muy especial. Tal vez él consiguió un nuevo trabajo, una beca, el ascenso que esperaba… e incluso no tiene que ser algo tan grande: sacó una buena calificación en un examen, obtuvo su licencia de conducir o por fin se decidió por el viaje que hará en sus próximas vacaciones. La cuestión es que está muy contento y hay un motivo para ello. ¿Por qué no añadir uno más?

Ten en cuenta que además te estás asegurando que esté de muy buen humor (a veces podemos tener poco éxito porque los abordamos en mal momento). Así que dile que tú también tienes un motivo para celebrar (inventa algún logro, una mentirita no hace daño a alguien, si todo va bien luego podrás decirle la verdad) y proponle hacer un pequeño brindis. Con un par de cervezas puede ser suficiente, no tiene que ser en el mejor restaurante de la ciudad. Recuerda que la idea es que suene a algo casual.

3. El viejo truco del estrés…

Dime si hay alguien en estos tiempos, que en algún momento no utilice la consabida frase: “Estoy estresado” o “ya no puedo más con la presión”. Bueno cuando él lo haga, es que ha llegado la ocasión perfecta para decirle que tú también lo estás y que te acompañe a “tomar un trago, “ir por un café”, “dar una caminata”,  “ver el mar”… alguna actividad que se cuente como “desestresante” y así ambos se relajarán.

Si eres tímida puedes mencionarle algo como “yo pensaba que era la única en esta situación”, eso de alguna manera explicará porque no le has dicho a algún otro amigo para que te acompañe.

Ahora bien, estas formas son bastante directas aunque no lo parezcan porque todas dicen: “¡salgamos!”, sin embargo, lo haces de una manera bastante ligera. Si no resultan o pone más de dos veces un pretexto cualquiera… definitivamente no es lo que estás buscando. Como me decía una amiga bastante práctica: “para otro lado corazón”. Te aseguro que siempre hay chicos (aunque ahora no los veas) que están más que dispuestos a invitarte solo que esta vez eres tú la que no se ha enterado.

Imágenes: imujer, conquistarmujer, vialibre, blogellos, hoytoronto, mujerglobal, bclearning, objetivomalaga

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!