Y ahora… ¿cuáles son las cosas que nosotras odiamos de ellos?

Lo prometido es deuda, y como quedo pendiente en el artículo anterior sobre las cosas que los hombres odian de nosotras, aquí presento la lista de esos detalles que los hombres, por su propia naturaleza de machos, hacen, supongo sin saber, y que logran sacarnos de quicio, a veces, en demasía.

Vuelvo a recalcar que la razón por la que hombres y mujeres se juntan, se enamoran o simplemente la forma cómo se interrelacionan (porque es un hecho que las mujeres nos comportamos distinto cuando estamos entre mujeres que cuando estamos en un grupo mixto, y más si en ese grupo está el chico que nos gusta) es justamente porque somos diferentes.

Y son esas diferencias que en cada uno se hacen aún más especiales. Unos somos más renegones que otros, algunos aguantamos las demoras más que otros, a unos nos encanta que nos den flores, a otros no. A nosotras nos molesta que los chicos se quieran hacer los salvajes frente a sus amigos, que tomen tanto alcohol cuando salimos, en fin…

Así como lo hice con mis amigos caballeros, esta vez le pregunté a otras damas como yo, qué es lo que más les molestaba, o mejor dicho, lo que llegaban a odiar del sexo opuesto. Tengo que advertir que esta vez no hay un límite en la lista, supongo que al ser chica tengo la información de primera mano. En fin, estas son las respuestas que me dieron:

  • Que se desaparezcan

Creo que los chicos piensan que nosotras asumimos que están bien y que no deben llamarnos ni manifestarse. Yo me pregunto, ¿les cuesta mucho mandar un mensaje de texto durante el día con, aunque sea, una carita feliz? Chicos, ustedes también pueden llamarnos, no esperen que solo lo hagamos nosotras.

  • No les gusta el drama

Los chicos son demasiado prácticos. A la hora del conflicto prefieren irse antes de seguir discutiendo (no es que esté mal, a veces eso favorece a que las cosas no empeoren) ¡y nos dejan con las ganas de aplicar la técnica del llanto!

  • ¿Hoy era?

Una de las respuestas más comunes fue que los chicos olvidan las fechas importantes como aniversarios, el día del primer beso, el día que caminaron juntos de la mano por primera vez, la primera vez que fueron al cine (sí, hay chicas que recuerdan todo eso). ¡Pero algo que no olvidan es la fecha del año en que su equipo de fútbol campeonó, cuántos goles metió y quiénes los anotaron!

  • ¡Pero amor, hoy tengo partido de fútbol!

Nos molesta mucho que prioricen otras cosas, por ejemplo el deporte, ir a jugar fútbol o Play Station, o póquer con sus amigos, en vez de pasar tiempo con una. Felizmente que a mí me gustan hacer esas cosas (yo solía acompañar a mi novio a ver fútbol o a jugar videojuegos), pero sé de chicas que no y quienes se sienten rechazadas en esos momentos.

Muchos chicos se descuidan a medida que van creciendo, empiezan a comer más, engordan, ¡y les parece tan natural! Además, pretenden acompañarte a cenar con la misma ropa con la que acaban de jugar un partido de fútbol.

  • Que se queden dormidos después de una “sesión de amor”

Claro, nosotras queremos acurrucarnos, sentirlos muy cerca después de lo intenso que acaba de pasar, pero ello simplemente se echan en la cama y se quedan dormidos, ¡como si hubieran corrido la final de sus vidas! Esto, claro está, tiene una explicación científica muy lógica, ¡pero igual nos molesta!

  • Movieron cielo y tierra para conquistarte… ¿y después?

Una vez que ya “caímos en sus redes” se acabaron las cartitas de amor, las flores, el recogernos de algún lugar o inclusive, tocar el timbre de la casa a la hora de buscarnos; ¡creen que con una timbrada al celular es suficiente!

  • ¿Qué es más terrible que un hombre enfermo en casa?

Parece que automáticamente se eliminan todas sus funciones vitales, se quejan, todo les duele, se van a morir y sobre todo ¡necesitan a su mami! Y reniegan cuando nosotras sufrimos los dolores de ese fastidio que viene cada mes, ¡si tan solo supieran lo que se siente!

Espero que mis amigos hombres no se lo tomen personal (seguro que lo harán, igual). Mi idea no es meter a todos los hombres en el mismo saco y dejarlos mal parados. Como puse en el artículo anterior, ¡las mujeres no podemos vivir con los hombres ni sin ellos!

Las relaciones son cuestiones de dos, y después de haber expuesto las constantes negativas de ambos sexos podemos, a partir de esto, empezar a entendernos mejor y buscar mejorar en esas cositas que pueden estar sacando de quicio a nuestras parejas.

Imágenes: QuickCrypto, SheKnows, BienestarTerapias, DateSmarternotHarder, DrOzFans.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Claudia Vanessa Vargas

Comunicadora de profesión, me encanta reír y salir a celebrar la vida con mis amigos.